Como retomar los horarios y hábitos de estudio

Siete claves para retomar los horarios y hábitos de estudio en el colegio

 

1 Reprogramar el reloj biológico demora una semana

El reloj biológico se desajusta  durante las vacaciones y en volver a reprogramarse demora entre siete y 14 días. Para ello, se deben regular, de forma paulatina, los horarios de sueño y alimentación. Si se considera que los niños tienen sueño 15 horas después de levantarse, se recomienda sacarlos de la cama entre las 9 y 10 AM, dos semanas antes de iniciar las clases (si se acostaban cerca de la medianoche), tres días antes a las 8.30 y el día anterior a la hora normal.

Además, este debe ser un trabajo constante. No sirve levantarse un día a las 9 y el fin de semana cerca del mediodía. Ello es especialmente importante para los niños que tienen un temperamento de más lenta adaptación.

Para eso, toda la casa debe construir un espacio propicio al sueño, apagando las luces y los aparatos que estimulan la actividad cerebral, como la televisión y el computador, los que deben dejar de funcionar dos horas antes de irse a la cama. Además, debe haber una razón clara para levantarse temprano: que ordenen sus habitaciones, una excursión, etc. Si los niños se levantan antes sin una razón aparente, será un motivo de conflicto con los padres.

La nueva rutina de adaptación también implica a los horarios de comidas, los que deben estar cada vez más cerca de los que los menores tienen en el colegio. Los niños suelen tener más energías luego de consumir productos calóricos, por lo que no se debe comer después de las 9 de la noche.

2. Marzo es el mes con peores notas

“La curva del olvido en vacaciones afecta el aprendizaje”, dice Tulio Barrios, subdirector del colegio Cumbres masculino. Por eso, los establecimientos se dedican a hacer pruebas de evaluaciones y reforzamiento antes de iniciar las nuevas materias. De allí que el trabajo deba comenzar en casa antes de que el timbre suene en marzo. Waldo Maldonado, del Instituto O’Higgins, recomienda que los más chicos lean libros de historietas o novelas cortas, mientras que los más grandes, sobre todo los de enseñanza media, se dediquen a reforzar las áreas más débiles del año pasado. Pero ello no significa repasar cuadernos, sino hacer sudokus o jugar metrópolis, si su debilidad estaba en matemáticas; leer textos más completos, si la falla estaba en la comprensión lectora. Todos los expertos recomiendan no “escolarizar” los últimos días de vacaciones, sino acercarse, de manera lúdica, al aprendizaje. Otra recomendación es abrir y hojear los textos de estudio recién comprados. Según los expertos, esto les sirve a los niños para visualizar qué contenidos aprenderán durante el año y así disminuir la ansiedad por enfrentarse a desafíos desconocidos.

3. Una pauta de trabajo para los cursos más difíciles

Hay cursos que tienen más repitencia: séptimo (con tasas de fracaso de 6,2%), primero medio (con 12% de repitencia) y tercero medio (8,2%). No sólo corresponden a cambios de ciclos escolares, con profesores nuevos y varias asignaturas, sino también coinciden con cambios físicos o sicológicos. En séptimo, se pasa del pensamiento concreto al abstracto (por ejemplo, saber a cuántos minutos corresponde 0,2 hora) y se entra a la pubertad. Primero medio supone, a veces, el cambio de colegio y el inicio de la presión por las notas para la PSU; y en tercero medio el pensamiento inductivo (que permite hacer análisis) reemplaza al abstracto.

A ellos se suma kínder, donde los niños usan razonamiento deductivo concreto en vez del intuitivo (esto es, son capaces de decir su edad sin contarse los dedos).

A veces, los niños no están preparados para el nuevo desafío y de ahí los fracasos. “Son los padres quienes deben potenciar al estudiante, incentivándolos a que estén siempre cuestionándose y no darles las respuestas hechas. Si se estimula el pensamiento desde pequeños, los procesos madurativos deberían ocurrir en el minuto adecuado”, dice Luis Alemán, de la U. Central. Hay estrategias simples para fortalecer cada tipo de pensamiento. Por ejemplo, a partir de un texto o de una experiencia, invitarlo a usar inferencias: “Si esto es cierto, ¿qué más puede ser verdad?”.

También se recomienda incentivar a los jóvenes mediante experiencias cristalizadoras, especialmente cuando están en enseñanza media y se acercan a la decisión de la carrera que elegirán. “Presentarle a alguien exitoso o una actividad apasionante a la que él podría dedicarse, en vez de decirle: ‘si no te esfuerzas, vas a terminar lavando platos'”, dice Malva Villalón, de la UC. Además, para este período, hay que proponerles que elaboren una pauta de trabajo para cada día para alcanzar sus metas, la que debiera ser revisada a mediados de año.

Regreso a Clases

Regreso a Clases

4. Cómo enfrentar el primer año de colegio

El tener que enfrentarse a adultos desconocidos, a un ambiente totalmente nuevo y el separarse de su familia, especialmente después de que pasaron más tiempo del habitual juntos, es frecuente motivo de ansiedad y estrés en los niños, sobre todo en los hijos mayores que no tienen la experiencia previa familiar de ingresar al colegio. De allí que las acciones de los padres deben estar orientadas a reducir la incertidumbre. Una primera recomendación es jugar a recrear las situaciones que se vivirán en el colegio. También se recomienda visitar el establecimiento y la sala y conocer a la nueva profesora. Una buena ocasión es cuando se deben ir a dejar los útiles escolares, cuestión que en muchos colegios se hace antes de que comiencen las clases. En todas estas acciones debe haber una actitud activa de los padres, cuyo último objetivo es que el niño encuentre la motivación de ir al colegio, con un sentido concreto y para toda la vida: este no sólo será el lugar donde podrá aprender a leer y sumar y, con ello, jugar monopoly con la familia; también podrá ser como el veterinario que atiende a su mascota, etc.

5. Cuarto medio: bajar las expectativas

En cuarto medio no hay grandes cambios físicos ni sicológicos en los estudiantes, pero es una etapa con un gran significado social: los jóvenes ya han superado el negativismo de la adolescencia y han alcanzado la madurez; además, es la etapa ideal para afianzar lazos de amistad con los compañeros. 

También muchos se sienten casi fuera del colegio y otros tienen la presión de enmendar toda la enseñanza media para su ingreso a la universidad. “Algunos alumnos creen que subirán sus notas de toda la enseñanza media, pero no es así, están con la carga de elegir carrera, del preuniversitario, etc. El rol de los padres es bajar las falsas expectativas”, dice Waldo Maldonado, del Instituto San Martín. 

Sin embargo, para Rodrigo Fuenzalida, del Colegio San Ignacio El Bosque, ello no significa bajar los brazos: “En cuarto medio, también hay contenidos nuevos, por lo que hay que procurar salir con buenas notas”. También son los padres los que deben orientar a sus hijos de manera realista en cuanto a la carrera. “Con nota 5, quieren estudiar Medicina. Esto tiene que ser corregido por los padres, hay que sacarles la idea del difícil ingreso a la universidad, porque hay muchas opciones”, dice Paola Tünner, de la Clínica Alemana.

6. Ritos para cerrar las vacaciones e iniciar el año

No es extraño que algunos niños no quieran regresar al colegio. Las vacaciones son, muchas veces, sinónimo de actividades divertidas, de más tiempo con los padres y de levantarse tarde. Por ello, una recomendación para disminuir la ansiedad de enfrentarse al nuevo período es recurrir a los ritos, que permiten cerrar ciclos y abrir otros.

Uno de los más recomendados por los expertos es hacer un diálogo en familia para evaluar y hacer una síntesis de los casi tres meses de descanso. Otro rito se puede realizar el día previo a la entrada al colegio, con una comida que sea del gusto de los niños, un postre especial o una salida. La compra de útiles escolares es también una actividad que permite iniciar de manera simbólica el nuevo año. El invitar a los niños a ordenar sus nuevos útiles y a dejarle un espacio en su escritorio, el comprarles el estuche o la mochila que deseen, puede servir para que se vayan acercando sicológicamente al período de clases. Según los expertos, sin embargo, dejar estas actividades para última hora sólo aumenta la ansiedad de los niños.

 En esta etapa es necesario también invitar a los niños a planificar y plantearse expectativas para el año que se inicia. Luego, plantearles a los menores cómo piensan lograr las metas que ellos mismos se pusieron. En ese momento es bueno, entonces, consensuar un horario para que ellos mismos planteen cómo van a lograr sus desafíos. Ese diálogo debe partir por un balance del año pasado y lo que se quiere mejorar, aunque sin recriminaciones ni mensajes negativos.

7. “Ahora tendrás el doble de amigos”

Un nuevo colegio casi siempre genera más estrés incluso que la entrada por primera vez a la vida escolar, porque a veces viene acompañada de una historia de repitencia o mala adaptación. En ese caso, el mejor aliado también son los mensajes positivos que los padres puedan dar al niño para motivarlo: “Decirles que ahora tendrán más amigos, porque a los del colegio nuevo sumarán los del viejo”, dice la neurosiquiatra infantil Amanda Céspedes.

Ello implica también afrontar el nuevo desafío como una oportunidad: “Si el niño tenía problemas de comportamiento, no decirle: ‘acá no te van a dejar pasar ni una’, sino ‘juntos vamos a procurar que te adaptes bien'”, dice Villalón. Según la experta, el apoyo de los padres en este sentido debe ser fundamental: si el niño tiene debilidades en alguna materia, corregirlas juntos, incluso si está en enseñanza media. Además, se recomienda que los padres conversen previamente con el colegio para que juntos desarrollen estrategias de inclusión.

Fuente: latercera.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: